Certificación energética

Residencial Aurora - Tomares - Sevilla

Cómo interpretar la calificación energética de una vivienda

Explicamos de forma breve y sencilla cómo debe interpretarse la calificación energética de una vivienda, y como afecta al bolsillo del propietario:

– Hay tener en cuenta que las posibles calificaciones pueden ser  a, b, c, d, e, f, g.

– Si la media de calificación se sitúa entre las letras d e, estas letras marcarían el “aprobado” en materia de eficiencia energética.

– Si la calificación se encuentra entre la a, b y c son indicativo de menos consumo de energía, f y g lo contrario, mayor consumo

– Que en este sentido se podría estimar que, por ejemplo, para una vivienda tipo con un recibo medio de suministros de 60 €/mes  supondrá que si tuviera calificación:

  • A gastaría menos que la media (un máximo de 35€)
  • B gastaría menos que la media (35€ a 45€)
  • C gastaría menos que la media (45€ a 54€)
  • D gastaría  la media (57€ a 60€)
  • E gastaría  la media  (60€ a 66€)
  • F gastaría más que la media (66€ a 75€)
  • G gastaría más que la media (un mínimo de 80€)